¡Yo soy el Murari de Saranga!

¡Yo soy el Murari de Saranga!

Por Su Divina Gracia, Om Vishnupad
Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Vijayawada, Andhra Predesh (Nama-hatta de la tarde)
4 de Enero 2020, parte 2

 

Ahora recuerdo el último día del parikrama de Nabadwip Dham, y quiero contarles algo muy importante. Siempre glorificamos a Mamgachhi, que está en Modadrumdwip, y allí hablamos acerca del lugar de nacimiento de Srila Vrindavan Das Thakur, pero también hay un pequeño templo al lado llamado el templo de Saranga Murari. Las Deidades de Radha-Gopinath fueron instaladas en este templo hace unos cientos de años, y algunos devotos sirven a esas Deidades hasta el día de hoy. Lo que estoy a punto de hablar es la glorificación del Santo Nombre y el poder del canto del Santo Nombre del suddha-vaishnav—la reacción que viene a través del canto del Santo Nombre de grandes Vaisnavas.

Había un Vaisnava anciano, un asociado de Sri Chaitanya Mahaprabhu, llamado Saranga Thakur. Él servía a las Deidades de Radha-Gopinath en ese templo. Finalmente, se puso muy viejo. En una ocasión, en la noche le gritó a Radha-Gopinath: “Prabhu, envía a alguien. Me he vuelto tan viejo que ya no puedo hacer Tu servicio apropiadamente. Por favor, envía a alguien para que se haga cargo del servicio”. Cuando esa noche salió de la sala del templo y se fue a la cama, de repente tuvo un sueño. Gopinath se acercó y le dijo: “No te preocupes por eso. Mañana dale el Harinam maha-mantra a quien sea que veas primero, él será tu sirviente”.

En realidad, Saranga Thakur caminaba algunos kilómetros todos los días temprano en la mañana para bañarse en el Ganges, después de eso hacía el mangal arati, etc. Entonces, esa noche, después que Gopinath le dijo eso, de repente se despertó. Emocionado, pensó, “¡Oh, Gopinath me ha dado un sueño y me dijo que le diera Harinam a alguien—esa persona será el sirviente de Radha-Gopinath!” Y comenzó a caminar hacia el Ganges para bañarse.

En el pasado, a menudo sucedía que alguien era mordido por una serpiente, y la gente no acudía a los médicos (no había muchos médicos en esos días), sino que acudían a algún ojha (curandero) para sacar el veneno.  Entonces, ese día una serpiente mordió a un niño pequeño, pero el ojha no pudo salvarlo, por lo que, según la tradición, sus padres envolvieron su cuerpo en hojas de plátano y lo metieron en el Ganges con un poco de incienso y una guirnalda de flores.

Entonces, cuando Saranga Thakur fue a bañarse, vio el cuerpo de un niño flotando en el Ganges, que se acercaba. Vio que el niño estaba muerto, pero recordó lo que Gopinath le había aconsejado; así que cuando el cuerpo flotó hacia la orilla del Ganges, él cantó el Santo Nombre en los oídos del niño: Hare Krishna Hare Krishna Krishna Krishna Hare Hare / Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare. De repente, el niño abrió los ojos—se sentó y miró a su alrededor.

Luego, Saranga Thakur lo llevó a su ashram (el templo en Mamgachhi, cerca del lugar de nacimiento de Srila Vrindavan Das Thakur). Le dio iniciación y el cordón de brahmana. El nombre del niño era Murari. Habiendo recibido el mantra, Murari comenzó a servir a Radha-Gopinath. Después de un tiempo, la noticia llegó a sus padres de que estaba vivo, y ellos fueron allí para llevarlo a su casa, pero cuando llegaron Murari dijo: “¡Yo no iré con ustedes! Ya me arrojaron al Ganges, así que ya no soy su hijo, ahora soy el hijo de mi Guru. ¡Ya no soy su Murari, ahora soy el Murari de Saranga!”

— : • : —

 Publicado originalmente en inglés en:
“I Am Saranga’s Murari!”

Comments

comments