holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Hari Katha

,

Srila B.N. Acharya Maharaj

La Desaparición de Srila Gurudev (25 de Abril 2021)

La Desaparición de Gurudev

Hari Katha

,

Srila B.N. Acharya Maharaj

La Desaparición de Gurudev

Srila Acharyadev

Por Su Divina Gracia, Om Visnupad
Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Festival de la desaparición de Srila Govinda Maharaj
Siliguri, 25 de Abril 2021, parte 1

Hoy es el día sagrado de la desaparición de Om Visnupad Jagad Guru Srila Bhakti Sundar Govinda Dev-Goswami Maharaj. Hoy, Sri Gurupadpadma dejó su cuerpo… Es un día de separación muy doloroso, pero estamos observándolo pacíficamente. La desaparición y aparición de los Vaisnavas son lo mismo, no son diferentes entre sí—los Vaisnavas son propiedad del Señor, Gurudev es el asociado personal del Señor.

সাক্ষাদ্ধরিত্বেন সমস্ত-শাস্ত্রৈ-
রুক্তস্তথা ভাব্যত এব সদ্ভিঃ ।
কিন্তু প্রভোর্যঃ প্রিয় এব তস্য
বন্দে গুরোঃ শ্রীচরণারবিন্দম্ ॥
saksad-dharitvena samasta-sastrair
uktas tatha bhavyata eva sadbhih
kintu prabhor yah priya eva tasya
vande guroh sri-charanaravindam

“Ofrezco mis obediencias a los pies de loto de Sri Guru, a quien todas las Escrituras proclaman como el Señor Mismo, y que es considerado así por los sadhus; además, también es el amado devoto del Señor”.

(Sri Sri Gurvastakam, 7)

Entonces, hoy es el día de desaparición de Sri Gurupadpadma—él eligió el día para abandonar este mundo. Se fue de nuestra vista un día como hoy, a las 4:20-30 de la mañana. Él está presente ahora en su forma de samadhi y nos concede su misericordia desde allí. Siempre permanece dentro de sus pasatiempos eternos. El Señor y Gurudev siempre permanecen dentro de sus pasatiempos eternos. Gurudev nos puso a cargo de todo y ahora está dando su misericordia desde allí. Sin su misericordia, no hubiéramos podido vivir hasta el día de hoy, no hubiéramos podido practicar la conciencia de Krishna hasta el día de hoy. Si Gurudev no nos concede su misericordia, seremos apartados del servicio y de la conciencia de Krishna. Sin la misericordia de Gurudev no podemos pensar en Harinam, Hari-seva, en adorar al Señor o en practicar la conciencia de Krishna. Sin su misericordia, no podemos saber, no podemos entender nada acerca de qué es servicio, qué es la adoración al Señor o qué es la conciencia de Krishna.

Este día es muy doloroso para mí y también para todos. Este día es intolerable para mí. Puedo tolerar muchas cosas, pero este día, cuando Gurudev partió, es insoportable.

El día antes de que Gurudev dejara este mundo, yo había ido desde Nabadwip para ver a Gurudev en Kolkata. Me había reunido con él, hablé con él y ni siquiera pude imaginar que Gurudev me dejaría al día siguiente… El día que vine para ver a Gurudev era ekadasi, todos lo saben (ayer fue ekadasi). Tuve que regresar a Nabadwip el mismo día porque se suponía que debía ir a un programa de prédica en Mednipore, pero al día siguiente, por la mañana, cuando escuché la noticia a las 4:30 o 4:45, no podía entender lo que debía hacer. Alguien me dijo que tenía que ir a Kolkata, así que fui a Kolkata para ver a Gurudev.

Así que volví a Kolkata… Luego, se organizó una ambulancia, todos estaban allí—la hija de Gurudev, su nieto, y algunos devotos también estaban allí. Llevé a Gurudev hasta Nabadwip en la ambulancia. Llegamos a Nabadwip por la tarde. Di la noticia a toda la televisión, radio, periódicos, etc. También envié un mensaje a todos los acharyas de las Gaudiya Math de la Asociación de Vaisnavas de Mayapur—al escuchar las noticias, ellos enviaron a sus representantes para ver a Gurudev…

En realidad, el lugar donde está ahora el samadhi mandir de Gurudev fue elegido por Gurudev mismo. Inicialmente, yo preparé un lugar cerca de la puerta principal, del bhajan kutir de Srila Sridhar Maharaj, pero Gurudev dijo que prefería estar cerca del samadhi mandir de su Guru Maharaj. Primero, quería que le dijera a todos que quemaran su cuerpo y lo arrojaran al Ganges, pero yo le dije que eso era imposible porque sus seguidores en todo el mundo no lo aceptarían. Entonces, Gurudev dijo: “Está bien, si no lo aceptan, preferiría que me ubiques cerca del samadhi mandir de mi Guru Maharaj”.

Había un árbol de mango en ese lugar. Estaba ya casi muerto, y lentamente, lentamente murió, sólo quedaba un pequeño tronco. Sacamos ese tronco y comenzamos a cavar el suelo para el samadhi de Gurudev… Cuando llevamos a Gurudev a Nabadwip, bañamos su cuerpo con ghee, agua del Ganges, etc. Eran casi las cinco de la tarde, pero recuerdo que el cuerpo de Gurudev era como antes. El cuerpo trascendental de Gurudev permaneció tal y como estaba cuando su alma lo dejó. No hubo ningún cambio de color ni nada. Era muy suave y hermoso—su cuerpo era tan suave como el algodón… Yo estaba sorprendido al ver esto. Así es el cuerpo de un devoto trascendental.

Después de que el cuerpo de Gurudev fue bañado frente al samadhi mandir de Srila Sridhar Maharaj, fue sentado en su samadhi… De alguna manera todos me dijeron que tenía que bajar al interior del agujero para escribir el Brahma gayatri con un poco de arcilla de tilaka en su cuerpo y también para ponerle las marcas de tilaka. Ese día no podía controlarme, no entendía nada, no podía pensar con claridad. No sé cómo, pero de alguna manera bajé e hice lo que me dijeron que hiciera; luego empezaron a arrojar la tierra… Cuando la tierra llegó a la cabeza de Gurudev, no pude quedarme más allí. Me fui muy lejos porque no podía soportar ver eso. No me quedé más allí. Cuando todo estuvo terminado, ofrecieron bhoga a Gurudev, hicieron el arati y colocaron encima un árbol de Tulasi. También compré algunas chapas de hierro nuevas, coloqué una cerca en los cuatro lados del samadhi, y lo cubrí con un techo. Catorce días después comencé a construir el samadhi mandir de Gurudev. Esta es la regla—sólo es posible comenzar a hacer un samadhi después de que hayan pasado catorce días. Muchos me dijeron que esperara un año, pero yo dije: “¿Qué pasa si no estoy vivo en un año; quién hará entonces el samadhi de Gurudev?”. Por lo tanto, comencé a construir el samadhi mandir de Gurudev catorce días después de su desaparición. Posteriormente, ya todos saben lo que pasó…

— : • : —

“Todo Se Hundió en la Oscuridad

Por Su Divina Gracia, Om Visnupad
Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Festival de la desaparición de Srila Govinda Maharaj
Siliguri, 25 de Abril 2021, parte 2

Es imposible para mí, un alma caída, glorificar a Srila Gurudev. No tengo ninguna cualidad, ninguna calificación para glorificarlo. Diez millones de bocas, diez millones de lenguas no son suficientes para cantar la glorificación de Gurudev, entonces, ¿cómo es posible que alguien como yo, una simple alma caída, lo glorifique?

Gurudev siempre está con nosotros. Yo veo todo el tiempo que Gurudev nos cuida, que Gurudev siempre me protege. En peligro o en cualquier otro momento, cualquiera que sea la situación, siempre me refugio en Gurudev y Gurudev me mantiene y me sostiene con su misericordia.

Antes no podía entenderlo, pero cuando Gurudev dejó este mundo, sentí que tenía un paraguas sobre mi cabeza y que ahora ese paraguas se había ido… Un árbol baniano da sombra a todos, y Gurudev es como un árbol baniano—él me protegió de todo. A la sombra de sus pies de loto, no sentirán ningún dolor o molestia. Aquellos que tienen una pequeña relación con Gurudev, pueden sentir lo que se llama separación—solo ellos pueden comprender qué es el dolor agonizante de la separación, qué doloroso es. Solo aquellos que sienten esa separación pueden entenderlo…

Llegué a los pies de loto de Gurudev en 1991-1992, y desde ese momento solo he estado tratando de cumplir su orden y de servirle. Procuré seguir las instrucciones de Gurudev tanto como pude, dentro de mi capacidad. No sé hasta qué punto pude complacer su deseo, pero Gurudev me toleró mucho. En varias ocasiones hice algo que no era de su agrado, Gurudev me regañó mucho—me gustaba mucho su castigo. Gurudev siempre decía: “Si castigo a todos, ellos huirán de mí. Solo hay una persona a la que puedo castigar”, y mencionó mi nombre. Dijo: “Solo puedo castigar a Acharya Maharaj porque sé que él siempre se quedará conmigo, nunca me dejará”. Gurudev siempre decía eso.

Constantemente hablaba con Gurudev sobre todas las cosas felices y tristes. Iba a verlo a las 2-3 de la mañana. A veces me llamaba por la noche, a las 2:30 o 3 de la mañana, y yo corría inmediatamente hacia él—incluso si estaba durmiendo con una gumcha, si Gurudev me llamaba, acudía inmediatamente a él. Nunca pensé en tomarme el tiempo para ponerme un dhoti y una camisa, corría como estaba, con una simple gumcha. Gurudev me aceptó como su propiedad… “Janakadhika-vatsala-snigdha-padam”. Recibí mucho afecto de Gurudev, su afecto fue mucho más de lo que ni siquiera obtuve de mi padre o de mi madre… Cuando Gurudev dejó este mundo, pensé: “Ahora, ya no queda nadie en este mundo que me castigue”. Siempre hablaba con Gurudev de corazón a corazón, le contaba todas las cosas felices e infelices, y cuando Gurudev abandonó este mundo, no pude entender nada—lo que estaba pasando, lo que iba a suceder, todo se hundió en la oscuridad para mí… Pensé, “¡Estoy solo!” Me quedé solo, pero luego muchos devotos extranjeros vinieron y se quedaron siempre conmigo, así que gradualmente pensé: “Ya no estoy solo. Seguiré adelante y pasaré mis días felices e infelices con ellos…”

Gurudev me dio muchas tareas, muchas responsabilidades de servicio, servicios muy difíciles, pero yo nunca le dije que no a Gurudev, y tuve éxito en cada tarea por su misericordia. Gurudev me envió varias veces a predicar en India y también me envió al extranjero—fui con él y también fui solo. Gurudev me puso a prueba, si podía ir por mi cuenta o no. Todo esto sería imposible de lograr sin su misericordia. Lo logré solamente por la misericordia de mi Gurudev. Gurudev me envió a predicar en Bengala, me envió a colectar arroz, a colectar papas, y lo logré por su misericordia. Gurudev me asignó servicios muy difíciles, muchas decisiones difíciles. Hace algunos años, Gurudev me dio la responsabilidad de organizar el parikrama a Sri Nabadwip Dham (el festival principal); también organizaba un gran festival el día de aparición de Gurudev y el festival de la aparición de Param Guru Maharaj Srila Sirdhar Dev-Goswami Maharaj. Gurudev me dio esta responsabilidad y me dijo que cuidara a los devotos. Así es como hice tantas casas de huéspedes, el Govinda Kunda, y muchas sucursales del Sri Chaitanya Saraswat Math. Gurudev me dio todas estas tareas y estaba feliz de verme hacerlo. Nunca me negué a hacer ningún trabajo.

A veces, Gurudev se enojaba y me decía: “¡Sal de aquí!”. Yo salía, y en media hora podía regresar y decir: “Necesito dos lakhs (200.000) rupias”. Entonces, Gurudev sostenía: “¡Te dije que salieras!” y yo respondía: “Sí, me has dicho que salga, pero no me prohibiste volver”. Así es como siempre volvía con Gurudev. Siempre me sentaba junto a Gurudev como un ternero se sienta al lado de su madre. Cuando había servicio, lo hacía, y en todas las demás ocasiones en que Gurudev estaba en Nabadwip, me sentaba en silencio como un ternero con su madre. No decía nada ni hacía ninguna pregunta, me sentaba y esperaba su orden o instrucción como un pájaro chatak que siempre espera una gota de lluvia…

— : • : —

Publicado originalmente en inglés en: http://scsmathinternational.com/guidance/2021/210424-2EverythingPlungedIntoDarkness.php

Alerta al Servicio

Por Su Divina Gracia, Om Visnupad
Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Festival de la desaparición de Srila Govinda Maharaj
Siliguri, 25 de Abril 2021, parte 3

Cada vez que Gurudev salía de Kolkata a Nabadwip, me llamaba—no le decía a nadie que iba a venir a Nabadwip, pero me llamaba y avisaba que vendría. Él me instruía, “Voy a Nabadwip, no se lo digas a nadie”, y yo solo se lo decía a una o dos personas en secreto para que limpiaran un poco la habitación de Gurudev. Luego, cuando Gurudev llegaba a Krishnanagar (siempre usaba ese camino porque en aquel momento no había uno a través de Kalna), me llamaba de nuevo y decía: “Estoy en Krishnanagar”. Así, estábamos listos para comenzar con el kirtan y darle la bienvenida a Gurudev, hacer un poco de sankirtan. Cuando llegaba Gurudev, subíamos a su habitación, y hacíamos el arati, etc.

Yo sabía lo que le gustaba comer a Gurudev e iba al mercado un día antes de su llegada, compraba todo y lo guardaba en su cocina; sabía que cuando llegara Gurudev, su sirviente empezaría a cocinar para él. Gurudev siempre salía de Kolkata temprano en la mañana y llegaba a Nabadwip alrededor de las nueve. Entonces, yo iba al mercado el día anterior y tenía todo listo en la habitación de Gurudev. A Gurudev le gustaba el arroz chamarmani. Es un arroz muy bueno. Gurudev no podía comer atop chal, le causaba problemas en el estómago, pero le gustaba el arroz chamarmani precocido. También comía begun bhaja (berenjena frita, pero la berenjena tenía que estar sin semillas). Le gustaba el aloo siddho (papa hervida) muy caliente con dos-cuatro chiles bien fritos. A veces, también tomaba dal de garbanzos partidos o moong dal y algo de subji. No le gustaba tener demasiadas preparaciones. Ya saben que tenía azúcar en la sangre, pero a veces pedía helado. Le gustaba el ThumbsUp y también le gustaba el mango. El mango tiene mucha azúcar, pero a él no le importaba—incluso si su azúcar era alta, seguía comiendo mango. Después dejó de comer papas, pero le gustaba mucho el aloo posto.

Siempre estaba alerta hacia Gurudev—yo sé todo, lo que le gusta, lo que come, etc.

Pueden ver las Deidades aquí en Siliguri. Estas Deidades fueron elegidas por Gurudev mismo. Un día, Gurudev me dijo: “Ven, saldremos”. Fuimos con el hombre que hace las Deidades, y Gurudev me mostró estas Deidades diciendo que las mandó a hacer hace mucho tiempo. Hubo una inundación en el año 2000, pero las Deidades no sufrieron daños, por lo que Gurudev dijo que eran de muy buena calidad. Gurudev me preguntó: “¿Te gustan estas Deidades?”. Dije: “Sí, me gustan”; y Gurudev me dijo que tomara las Deidades. Hicimos el pedido, las Deidades solo tenían que ser pintadas, y el hombre que hizo las Deidades dijo que las enviaría al templo en unos días. Inicialmente, Gurudev dijo que quería enviarlas a Malasia, pero eso no sucedió, luego se hizo un templo aquí en Siliguri e instalé estas Deidades aquí. Entonces, al mismo Gurudev le agradaron y él eligió estas Deidades de Sri Sri Guru Gauranga Gandharva Govindasundar. Gurudev mismo les dio este nombre.

Este templo aquí en Siliguri se inició cuando Gurudev estaba en el extranjero, en Estados Unidos. Yo vine aquí para un festival organizado por la Devananda Gaudiya Math, y a los devotos les gustó mucho, así que llamé a Gurudev y le pregunté si podía hacer un templo aquí. Gurudev dijo que estaba muy enfermo y que iba a ser operado, pero que si quería hacer un templo en Siliguri, podía hacerlo. Me dio permiso. Más tarde, vio las cúpulas del templo. Gurudev me preguntó en ese momento si los cimientos del edificio eran lo suficientemente fuertes y, por la misericordia del Señor, no hay ningún problema hasta el día de hoy. Gurudev no pudo venir aquí él mismo debido a un hombre, ya lo saben. Gurudev quería venir, cuando hacía mucho calor en Kolkata, pero un hombre, aunque era discípulo de Gurudev, traicionó a Gurudev. Gurudev estaba muy molesto. Él dijo: “Si alguien toma iniciación de mí y luego se comporta así, yo no iré allí”. Estaba enojado y no vino. ¿Cómo es posible que un discípulo engañe a su Guru de esta manera? Es inimaginable. Por eso Gurudev lo llamó mosquito chupa sangre. Gurudev dijo: “Mi discípulo chupa mi sangre de la misma manera que un mosquito chupa la sangre humana”. A menudo recuerdo estas duras palabras de Gurudev. Cuando alguien pierde la misericordia de Gurudev, se convierte en un gran ofensor. Han escuchado la historia de Ramachandra Puri—primero ofendió a los Vaisnavas, luego ofendió a su Guru, y finalmente ofendió los pies de loto de Mahaprabhu; luego se vio obligado a dejar Jagannath Puri y nadie sabe adónde fue después de eso.

A Gurudev siempre le gustaron los árboles y las vacas. Nunca permitía cortar árboles. En una ocasión, una trabajadora recogió hojas secas y las estaba quemando al pie de un árbol. Gurudev lo vio y le dijo: “¿Qué estás haciendo? ¡El árbol siente dolor por el calor! Estás haciendo que el árbol sufra mucho y el Señor te dará el mismo sufrimiento por esto”. Tampoco permitió nunca vender una sola vaca del gosala. Gurudev dijo: “Si vendes una vaca, algún musulmán la comprará y se la comerá, y tú sufrirás la reacción por esto. No lo hagas”. Tampoco permitió vender pescado del estanque. Ahora que tuvimos que irnos de Nabadwip, han vendido todas las vacas, han vendido todo el pescado, han cortado muchos árboles y los han vendido. Todo esto es una ofensa. Cuando hice la construcción, la hice muy bien, no se puede sacar un solo ladrillo de las paredes, de lo contrario ellos también sacarían los ladrillos y los venderían. Vendieron los ventiladores, la nevera, vendieron el televisor de Gurudev. Eso es lo que está sucediendo ahí. Y todo esto no es mi problema, ellos lo están haciendo, y son ellos los que se están metiendo en problemas por esto…

— : • : —

Publicado originalmente en inglés en: http://scsmathinternational.com/guidance/2021/210424-3ServiceAlertness.php

Hitos del Servicio

Por Su Divina Gracia, Om Visnupad
Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Festival de la desaparición de Srila Govinda Maharaj
Siliguri, 25 de Abril 2021, parte 4

Gurudev me trajo aquí y me enseñó todo. Al igual que un herrero calienta un trozo de hierro y luego hace un martillo o un par de tijeras, etc., de la misma manera, Gurudev me moldeó desde una edad temprana. Yo llegué al templo antes de los treinta años. Antes de llegar al templo, tenía un trabajo, pero Gurudev me dijo una sola palabra (me dijo que lo dejara) y de inmediato lo abandoné y me quedé en el templo. Era un trabajo muy rentable, solía enseñar en una universidad y recibía un salario muy bueno, entre 170.000 y 200.000 rupias, pero lo dejé sin pensar, siguiendo la palabra de Gurudev. Gurudev dijo que si quieres obtener grandes cosas, debes renunciar a las pequeñas, y yo siempre lo recuerdo.

También recuerdo lo que Gurudev dijo acerca de Vaisnava seva—cómo uno debe servir a los Vaisnavas, cómo se debe servir a los devotos, cómo administrar el templo, cómo disciplinar a los demás. He aprendido todo de Gurudev. Gurudev me enseñó el poder de la tolerancia y ahora pueden ver cuánto estoy tolerando siguiendo lo que Gurudev me ha enseñado.

Cuidé a las vacas en el templo, me ocupé de las obras en construcción. ¿Cómo es posible hacer tanto? Si quieren, pueden hacerlo, pero todo esto solo es posible por la misericordia de Gurudev. También cultivé la tierra de cincuenta bigha (31 acres o 12,5 hectáreas) del templo. Cultivé trigo, mostaza, etc. Después de eso, hice muchas sucursales de la Misión. Hice un templo en Bamunpara y Siliguri en la época de Gurudev, el templo en Ekachakra también se completó a medias en la época de Gurudev. Todos los demás templos se hicieron después que Gurudev partió. Gurudev escuchó sobre los templos en Ganga Sagar y Bankura, pero no los vio durante su vida. De todos modos, dondequiera que esté ahora, él puede ver todo desde allí y está dando su misericordia. Él puede ver todo desde su samadhi.

Ustedes pueden pensar que esto es solo una Deidad aquí, pero en realidad no es así—Gurudev mismo está sentado aquí. Él puede escuchar todo, puede ver todo, pero ahora permanece en su forma de samadhi, por lo que no está diciendo nada. Este sentimiento debe llegar a nosotros, debemos realizar que el Guru nunca abandona este mundo, él existe eternamente, está presente dondequiera que haya un servicio eterno.

Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj tuvo muchos discípulos—tuvo muchos discípulos renunciados, muchos discípulos brahmacharis y sannyasis; tenía muchos miles de discípulos, pero eligió a Gurudev. Aunque Gurudev estaba casado en ese momento, Srila Sridhar Maharaj lo sacó a la fuerza de su vida de familia, le dio sannyas y lo convirtió en acharya. Al principio, Gurudev vivía como un brahmachari, luego pasó a la vida de familia y siguió la religión de la vida familiar. Posteriormente, Srila Sridhar Maharaj lo trajo de regreso y le dio sannyas—lo sentó firmemente a sus pies a fines de 1985, y dos años más tarde, en agosto de 1988, Srila Sridhar Maharaj abandonó este mundo.

Es muy difícil tolerar la separación del propio Gurudev. En mi vida, sufrí mucho y nunca lloré, incluso en los momentos más difíciles, pero lloré cuando Gurudev dejó este mundo y todos los años cuando llega el día de la desaparición de Gurudev, no puedo controlarme… He tolerado muchas austeridades y dolor, mis hermanos espirituales me han dado muchas austeridades, hasta me metieron en la cárcel, pero aun así no sentí ninguna austeridad—cantaba el Santo Nombre, tomaba prasad, me sentaba en la cárcel y leía las escrituras. Me presentaron un caso falso y me metieron en la cárcel, pero yo nunca sufrí allí. Cualquier dolor que tuviera, siempre me quedé con Gurudev y en realidad el único dolor que tuve fue el dolor que sentí cuando Gurudev se fue.

Yo siempre hacía lo que me decía Gurudev. Un día recuerdo que Gurudev me dijo por la tarde: “Quiero una samosa. Ve a la tienda y tráeme unas samosas”. Fui a una tienda y le traje unas samosas. En otra ocasión me dijo: “La fruta de bel está demasiado madura en los árboles, se están cayendo al suelo. ¿Por qué no me das un poco? Hazme un jugo de bel”. Me lo dijo y lo hice. Una vez, cuando Gurudev estaba en Australia (en ese momento aún no había tomado sannyas, era un brahmachari, mi nombre era Vinod Ranjan), supe que el yeso del baño de Gurudev había comenzado a caerse de las paredes y quería reparar su baño. Tomé la llave y lo hice reparar, y cuando lo estaban reparando, pensé que la habitación de Gurudev era muy pequeña, así que la amplié un poco. Mientras tanto, alguien se quejó con Gurudev de que yo había destrozado su casa. Gurudev se molestó mucho al escucharlo y no me habló después de eso. Incluso cuando regresó a Nabadwip, no me hablaba. En ese momento, se quedó en el Sevak Kunja Bhavan, en el Edificio Centenario, y en algún momento decidió ir a ver su casa anterior. Cuando vino y vio su antigua casa, se sorprendió mucho: “¡Oh, has hecho un buen trabajo! Mañana me mudaré de nuevo a este edificio”. También había gastado algo de dinero extra en ese momento, y cuando Gurudev fue a ver el gosala, vio que había hecho una gran extensión en la parte posterior. Gurudev estaba sorprendido y complacido, “Oh, esto es en lo que se gastó el dinero. Ahora lo entiendo. No sabía que habías hecho este gran gosala”. En otra ocasión, uno de los hermanos espirituales de Gurudev se quejó con Gurudev: “¡Acharya Maharaj está robando tu dinero!”. Gurudev le preguntó: “Sí, sé que está ‘robando’ dinero, pero ¿puedes decirme en dónde guarda ese dinero?”. Luego, al día siguiente, un devoto de Australia me acompañó a Bamunpara y, a escondidas, tomó unas fotografías de la construcción del templo en Bamunpara. Cuando ese devoto le estaba mostrando estas fotografías a Gurudev, Gurudev le preguntó: “¿Qué es esto? ¿En dónde se han tomado estas fotografías?”. El devoto le dijo a Gurudev que era en Bamunpara y Gurudev estaba muy sorprendido, “¡¿En Bamunpara?! ¿Están haciendo un templo allí? ¡Pensé que estaban haciendo una casa de huéspedes! ¡No sabía que Acharya Maharaj estaba haciendo un templo allí!”. Después de eso, Gurudev llamó a la persona que se había quejado de mí antes y le dijo señalando esa fotografía en su computadora, “¿Ves esta foto? ¿Ves lo que hay en esta foto?”. Dijeron que no sabían lo que era. Gurudev dijo: “Oh, ¿ustedes están en Nabadwip pero no saben nada? ¡Esto es Bamunpara! Él está construyendo un templo allí. Ayer dijeron que él estaba robando dinero, pero es para esto que ha estado ‘robando’ dinero”. Gurudev estaba complacido.

— : • : —

Publicado originalmente en inglés en: http://scsmathinternational.com/guidance/2021/210424-4ServiceMilestones.php